¿QUIERES AYUDAR A TRANSFORMAR
LA VIDA DE MÁS PERSONAS
Y VIVIR EN EXCLUSIVA DE TU PASIÓN?

Accede gratis al mini-curso en audio “Más y Mejores Clientes”

para Coaches, Psicólogos, Terapeutas y Nutricionistas.

ME APUNTO

¿QUIERES AYUDAR A TRANSFORMAR
LA VIDA DE MÁS PERSONAS
Y VIVIR EN EXCLUSIVA DE TU PASIÓN?

Accede gratis al mini-curso en audio “Más y Mejores Clientes”

para Coaches, Psicólogos, Terapeutas y Nutricionistas.

ME APUNTO

¿QUIERES AYUDAR A TRANSFORMAR
LA VIDA DE MÁS PERSONAS
Y VIVIR EN EXCLUSIVA DE TU PASIÓN?

Accede gratis al mini-curso en audio “Más y Mejores Clientes”

para Coaches, Psicólogos, Terapeutas y Nutricionistas.

ME APUNTO
Sencillo ejercicio para elegir y definir a tu cliente ideal

Sencillo ejercicio para elegir y definir a tu cliente ideal

¿Te gustaría especializarte y no tienes claro en qué tipo de clientes enfocarte?

Hoy te explico un sencillo ejercicio para elegir a tu cliente ideal.

Ya he hablado otras veces de que para tener más clientes te tienes que especializar en un tipo de cliente muy concreto.

Cuando ya llevas un tiempo trabajando y quieres especializarte a veces cuesta discriminar y decidirte por un solo tipo de clientes.

Dale al play y te cuento un ejercicio muy sencillo para elegir con qué tipo de clientes quieres trabajar y con cuáles no.

 

 

 

 

Se trata de que cojas una hoja de papel (también lo puedes hacer en Word o Excel) y que hagas un listado de todos los clientes que has tenido hasta ahora. Simplemente pon el nombre. Tú ya te acuerdas de quién es cada uno y lo que hacías con ellos.

Ahora delante de cada uno de estos nombres vamos a poner una letra: A, B o C, en función de lo siguiente.

 

AA los clientes con quien más te gustó trabajar, los que más colaboraban, los que estuvieron más agradecidos, los que luego te recomendaron, en definitiva, de los que te gustaría tener más; a esos les pones una A.

 

BA los clientes que no es que fueran los mejores, pero que tampoco te desagradaría tener algunos como esos de vez en cuando, les pones una B.

 

CA los clientes de los que no te gustaría tener más, con los cuales no te gustaría volver a repetir, porque fue horrible trabajar con ellos, porque te ponían pegas a todo, porque no te pagaron o te costó mucho que te pagaran… Por los criterios que tú decidas. A esos clientes les vas a poner una C.

 

Ahora vas a hacer una lista sólo con los clientes a los que les has puesto una A. Esos clientes que son los mejores, con los que te gustaría repetir, de los que te gustaría tener más.

 

¿Qué tienen en común todos esos clientes que están en la lista A?

Ahora que ya tienes la lista aparte sólo de estos clientes A, vamos a ver qué tienen en común entre ellos. Quizás es la edad, si son hombres o mujeres, a qué se dedican profesionalmente, el nivel de formación, el nivel económico, si tienen hijos o no, qué aficiones tienen.

Según a lo que te dediques habrá unas cosas que serán más relevantes. Esas son las cosas en las que te tienes que fijar.

De ahí vas a sacar el perfil de tu cliente ideal. Vas a hacer como un maniquí, un avatar, con todas esas características que has visto que tienen en común. Vas a crear un personaje que tiene todo lo que buscas en tus nuevos clientes.

A estos clientes del tipo A, a este perfil que has creado, es a quien tienes que dirigir todos tus mensajes. Tienes que hablar sólo para ellos.

 

¿Y qué pasa con los clientes que has puesto en la lista B?

Porque quizás no estaría mal tener alguno de estos de vez en cuando, aunque no son tu prioridad.

Pues está en tu mano decidir a qué clientes aceptas y a cuáles no. Siempre puedes aceptar clientes que no coinciden al 100% con el perfil de tu cliente ideal. Eso está en tu mano.

Pero sí que tienes que dirigir todos tus mensajes, toda tu comunicación, sólo a ese tipo de cliente ideal. Porque si no, no conseguirás atraer a más de estos.

Así es como te posicionarás como un experto de referencia para este tipo de clientes del grupo A. Conseguirás que vengan más de estos y que dejen de venir los del tipo C, que son los que no te gustan.

Espero que te haya gustado este sencillo ejercicio que puedes hacer ahora mismo. Te resultará muy esclarecedor y te ayudará a sentar las bases de tu marketing.

Si no tienes claro a quién te diriges, no podrás crear un mensaje potente que atraiga clientes. Así que elige a quién quieres servir cuanto antes.

 

¡Dime qué piensas! Deja un comentario aquí debajo...

6 comentarios en “Sencillo ejercicio para elegir y definir a tu cliente ideal”

  1. Muchas gracias Sandra por tu vídeo sobre los clientes (A,B y C) Es algo que no lo había pensado y que espero pueda ayudarme a promocionar mis servicios. Me pasa algo parecido a lo de Elena.
    Saludos!!…
    Lourdes

    Responder
  2. Muchas gracias Sandra, eres excelente! Este ejercicio tan sólo anotar los nombres me hizo ver las características en común de los clientes de la lista A. Excelente ejercicio y más la profesional.

    Responder

Deja un comentario

Responsable: Los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Sandra Llinares (yo misma).
Finalidad: Gestionar los comentarios del blog.
Legitimación: Tu consentimiento.
Destinatarios: Los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa (proveedor de hosting de Escuela Emprender Con Éxito) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Webempresa.
Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info (arroba) escuelaemprenderconexito.com, así como presentar una reclamación ante una autoridad de control.
Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mi página web: https://www.escuelaemprenderconexito.com, así como consultar mi política de privacidad.