¿QUIERES AYUDAR A TRANSFORMAR
LA VIDA DE MÁS PERSONAS
Y VIVIR EN EXCLUSIVA DE TU PASIÓN?

Accede gratis al mini-curso en audio “Más y Mejores Clientes”

para Coaches, Psicólogos, Terapeutas y Nutricionistas.

ME APUNTO

¿QUIERES AYUDAR A TRANSFORMAR
LA VIDA DE MÁS PERSONAS
Y VIVIR EN EXCLUSIVA DE TU PASIÓN?

Accede gratis al mini-curso en audio “Más y Mejores Clientes”

para Coaches, Psicólogos, Terapeutas y Nutricionistas.

ME APUNTO

Cómo crear una web de terapia, coaching o psicología

Cómo crear una web de terapia, coaching o psicología

¿Estás pensando en crear una página web para promocionar tus servicios de terapia o de coaching y no sabes muy bien por dónde empezar? ¿No sabes qué apartados debe tener tu página web ni qué escribir para que te ayude a atraer clientes?

O tal vez, ¿ya tienes una página web pero no te termina de funcionar porque no te están llegando clientes a través de internet?

Normalmente, cuando los profesionales del desarrollo personal piensan en tener presencia en internet, lo primero que hacen es contactar con un diseñador para crear su página web. Incluso algunos me escriben para comentarme que crearán una página web y una vez terminada me contratarán para ayudarles a promocionarla.

Mi reacción siempre es la misma: “No, por favor, ¡no hagas eso! Si vas a trabajar conmigo, primero trabaja conmigo y luego te haces la web.”

Un diseñador web tiene la función de diseñar. Es decir, te lo pone bonito.

Pero para que el diseñador pueda hacer su trabajo, tú tienes un trabajo previo.

Tendrás que decirle los textos que quieres poner, los apartados que tendrá tu web, a quién te diriges…

Si no lo tienes muy claro, escribirás a tu manera y presentarás tu profesión sin ninguna estrategia detrás. Acabarás teniendo lo que yo llamo un folleto online. Y esto no te ayudará a atraer clientes.

Piensa que tu página web ha de formar parte una estrategia de marketing, es decir, no funciona si creas la web y luego piensas en la estrategia.

Una vez ya sabes qué quieres vender, a quién se lo quieres vender y cómo quieres presentarlo, es el momento de plasmarlo en la web y realizar todas las acciones fuera de la página web para atraer clientes que acaben contactando contigo y contratando tus servicios.

Si lo haces al revés seguramente no te ayudará a atraer clientes. Y cuando contrates a un profesional para que te ayude con el marketing, tendrás que rehacer toda la página web. Porque, al final, la página web es una consecuencia de la estrategia.

Además, como habrás invertido mucho tiempo, esfuerzo y dinero en esta página web, tendrás muchas reticencias a hacer cambios y eso retrasará el hecho de que te funcione y empiecen a llegarte clientes por internet.

Por eso hoy quiero hablarte de cuatro cosas que debes pensar muy bien antes de crear tu página web. Dale al play y te cuento los cuatro pasos previos a crearla.

 

 

1. Define tu nicho de mercado

Piensa a quién te diriges, quién es tu cliente ideal.

Sé que esto lo he dicho muchas veces, pero se trata de los cimientos de tu negocio. No basta con dedicarse a un tipo de terapia o un método, también es necesario dirigirse a un público concreto y ofrecerle soluciones concretas.

Si esto no lo tienes claro, te resultará muy difícil atraer clientes por internet.

Una vez lo tienes claro, has de investigar a fondo a tu cliente ideal.

Debes  conocer sus problemas, sus preocupaciones, qué les quita el sueño, cómo se sienten, qué está pasando en su día a día, cuáles son sus necesidades…

De esta manera te resultará muchísimo más fácil escribir textos que conecten con ellos.

 

2. Decide qué quieres ofrecer

Y, como ya te he comentado antes, no basta con ofrecer terapia o coaching.

Decide cuál es la solución concreta que ofreces a esos problemas que tienen tus clientes ideales.

Además, si has visto alguno de mis vídeos, ya sabrás que mi recomendación siempre es ofrecer programas de terapia o coaching y no sesiones sueltas.

Ofrecer sesiones sueltas impide que tengas un negocio estable y no te permite poder ayudar de una forma real, profunda y duradera a tus clientes o pacientes.

 

3. Escribe textos que conecten con tu público

Ya sabes quién es tu cliente ideal, lo conoces bien y sabes qué solución necesita y puedes ofrecerle. Ahora se trata de escribir unos textos que al leerlos, tu cliente ideal diga «Parece que me estás leyendo la mente. Estás describiendo justo lo que me pasa y lo que deseo conseguir».

Con estos textos, lo que quieres es que tu cliente se sienta identificado, que conecte contigo porque conoces sus necesidades y se dé cuenta de que lo que tú le ofreces es lo que necesita.

 

4. Crea una lista de suscriptores

Ya hemos comentado antes que hay que evitar convertir nuestra web en un póster online. Para ello, necesitamos que la web permita a las personas que la visitan interactuar contigo antes, incluso, de decidir contratarte.

¿Eso cómo se hace?

Teniendo un blog en el que publiques de forma periódica y captando una lista de suscriptores. De este modo crearás una comunidad de personas que siguen tu trabajo y te ven como un experto en el tema en el que eres especialista.

Para crear tu lista de suscriptores es imprescindible que tengas un recurso gratuito alineado con los puntos anteriores, que ofrecerás a cambio de que tu público objetivo comparta su email contigo.

Así conseguirás que tu comunidad, es decir, las personas que serán tus clientes, se identifiquen contigo y te vean como la persona de referencia y experta en aquello que necesitan. En definitiva, te conocerán como la persona idónea para ayudarles.

 

Ahora que ya conoces los cuatro pasos para crear tu página web, ¿qué opinas? ¿Te has encontrado en el caso de haber creado la web y que no funcione? Te leo en los comentarios.