¿QUIERES AYUDAR A TRANSFORMAR
LA VIDA DE MÁS PERSONAS
Y VIVIR EN EXCLUSIVA DE TU PASIÓN?

Accede gratis al mini-curso en audio “Más y Mejores Clientes”

para Coaches, Psicólogos, Terapeutas y Nutricionistas.

ME APUNTO

¿QUIERES AYUDAR A TRANSFORMAR
LA VIDA DE MÁS PERSONAS
Y VIVIR EN EXCLUSIVA DE TU PASIÓN?

Accede gratis al mini-curso en audio “Más y Mejores Clientes”

para Coaches, Psicólogos, Terapeutas y Nutricionistas.

ME APUNTO

Cómo superar el miedo a mostrarte online

Cómo superar el miedo a mostrarte online

¿Te da reparo poner fotos tuyas en internet, escribir un blog y, ya no digamos, publicar vídeos?

En este vídeo te hablo de cómo superar el miedo a mostrarte online.

Si quieres atraer más clientes, promocionarte por internet es la manera.

Pero me encuentro muchos profesionales a quienes les da mucha cosa dar su punto de vista o su opinión en un blog, publicar vídeos en YouTube o incluso poner fotos suyas en su web. Algunos no quieren ni que aparezca su nombre.

Si te pasa esto en mayor o menor medida este vídeo es para ti.

Dale al play y te cuento. 😉

 

 

 

¿A qué tienes miedo?

Entiendo que si sientes este rechazo a aparecer en internet es por miedo a exponerte, a que te vean, a que te conozca mucha gente que tú no conoces o a que te juzguen.

Por un lado piensa que es lo mismo que trabajar de cara al público en una tienda. Mucha gente te conoce y tú no les conoces. No pasa nada.

Quizás tienes miedo a que te reconozcan por la calle y que no puedas ni andar con tranquilidad, sobre todo si haces vídeos.

Ya te digo que eso no va a suceder. La mayoría de gente no te reconocerá. Y los pocos que te reconozcan son tu público y ya te interesa que te reconozcan y te recuerden.

A mí de vez en cuando alguien me para por la calle y me dice que ve mis vídeos y que me sigue y me hace mucha ilusión.

Piensa que lo que publicas por internet va dirigido a tus futuros clientes.

De hecho las personas que no son tu público no verán lo que publiques o no harán mucho caso.

Imagínate que Tony Robbins, que es muy famoso entre las personas que trabajamos en temas de desarrollo personal y emprendeduría, anda por la calle un día en Barcelona. ¿Crees que mucha gente le pararía?

Yo creo que no. La mayoría de gente no sabría ni quién es.

Piensa que por mucho que estés en internet, aunque hagas vídeos, la gente no te va a reconocer por la calle. Puedes estar tranquilo.

Sí que te reconocerán tus seguidores. Pero eso ya te interesa. Precisamente lo haces para los que serán tus futuros clientes. Y esos quieres que te conozcan cuanto más mejor. Quieres que confíen en ti para que te contraten.

Precisamente lo que te interesa es conectar con esa gente.

De hecho lo que te recomiendo es que, cuando escribas o subas una foto o un vídeo a internet o publiques en las redes sociales, pienses en los clientes que ya tienes. Porque es para personas como ellos a quien va dirigido, quieres atraer a personas que son como tus clientes.

O quizás tengas miedo al éxito. Muchas personas no son conscientes que se autosabotean por miedo a triunfar.

 

Una confesión personal

Ahora he de confesarte algo muy personal. A mí también me da cosa grabar estos vídeos que publico en YouTube y en mi blog. No es algo con lo que me sienta muy cómoda. A veces me pongo excusas y lo voy postergando.

Lo que me hace despertar de toda esta tontería mental y ponerme manos a la obra son los mensajes que recibo a diario, por email y en Facebook y en otras redes sociales, de personas que me siguen, que han visto mis vídeos o que se han apuntado a alguno de mis cursos y me dicen lo mucho que les está sirviendo para avanzar en su proyecto, que hacía tiempo que buscaban algo así.

También me dicen que les gusta cómo me comunico, mi forma de explicar las cosas, de transmitir el mensaje y lo cercana que soy.

Estos mensajes me hacen darme cuenta que a pesar de todas mis dudas y mis miedos, a la gente le sirve lo que hago y que les gusta sobre todo cómo lo hago.

Porque lo mismo que explico yo lo explican otras muchas personas. Hay grandes “gurús” que hablan de cómo atraer clientes por internet.

Pero sin embargo hay personas que me prefieren a mí. Sorprendentemente me prefieren a mí.

 

Tus futuros clientes necesitan escucharte

Y de la misma manera hay personas que necesitan escuchar lo que tienes que decir y necesitan oírlo de ti, con tus palabras, con tu enfoque, con tu estilo, por mucho que haya miles de profesionales que expliquen lo mismo.

Habrá personas a quienes tu mensaje hará clic, por ser tú, por cómo lo explicas.

Habrá personas que conectarán contigo por como tú eres, por lo que sea: porque eres mujer, por tu edad, porque tienes hijos, porque les caes bien, por tu forma de comunicar… Y les llegará el mensaje cuando tú se lo expliques.

Habrá personas que te preferirán a ti antes que a cualquier otro.

Lo que te diferencia de los demás eres tú. Nadie más puede ser como tú.

Oscar Wilde dijo:

Sé tú mismo, los demás puestos ya están ocupados.

Y es que no te queda otra que ser tú mismo. ¿Qué vas a hacer? Acéptate y muéstrate.

Y siendo tú mismo, con tu propia personalidad, y sin imitar a nadie, es como conseguirás atraer a la gente.

Las personas están deseando conectar con alguien, sentir que les comprendes, identificarse contigo y con tu mensaje. Eso es lo que hará que te elijan a ti y no a cualquier otro profesional, por muy gurú que sea.

La gente no viene a ti por la información. La información está por todas partes y gratis en internet.

La gente viene a ti por como tú eres. Porque cuando tú se lo explicas, con tus palabras y con tu forma de ser les hace clic.

O sea que hay personas que necesitan que tú se lo expliques.

Así que hazlo por ellos, a pesar del miedo.

Y también por ti porque así será como atraerás clientes.

Tú eres inspiración para alguien, para esas personas que serán tus clientes. Y necesitan escucharlo de ti.

Sé tú mismo, sé tú misma. Muéstrate. Sé auténtico.

Como dice Marie Forleo:

El mundo necesita ese don especial que sólo tienes tú.

Y ahora me gustaría que me contaras en los comentarios de aquí debajo: ¿Qué es lo que más te cuesta de mostrarte por internet? ¿Cómo lo haces para superar esos miedos?

Lo mejor del blog en 2016

Lo mejor del blog en 2016

Como ya viene siendo tradición, a final de año suelo hacer un post recopilatorio con la selección de los vídeos y artículos más vistos durante el último año.

El hecho de que muchas personas los hayan visto ya es una garantía en si. 

Espero que los disfrutes. Si te perdiste alguno, este es tu momento. Y si no, aprovecha para revisarlos.

Leer másLo mejor del blog en 2016

¿Es mejor una web o un blog para promocionar tus servicios?

Es mejor una web o un blog para promocionar tus servicios

¿Quieres empezar a promocionar tus servicios por internet y no sabes si hacerte una web o un blog?

Si eres coach, terapeuta, nutricionista, consultor, formador y todavía no tienes presencia en internet pero te estás planteando dar el salto y empezar a atraer clientes, quizás te estás preguntando esto: ¿Empiezo con una web o con un blog? ¿Qué es mejor?

Dale al play y te lo cuento todo en el vídeo.

Leer más¿Es mejor una web o un blog para promocionar tus servicios?

Qué escribir en tu blog cuando ya lo han dicho todo

Qué escribir en tu blog cuando ya lo han dicho todo

¿A veces tienes la sensación de que es difícil destacar en internet cuando hay muchas otras personas que hablan de lo mismo que tú?

Hoy quiero hablarte de qué escribir en tu blog cuando ya está todo dicho.

Cuando navegas por internet o cuando lees otros blogs, quizás tienes la sensación de que no puedes aportar nada nuevo, porque más o menos todos los profesionales dentro de tu área escribís sobre las mismas cosas.

Entonces te entra la inseguridad de no saber qué escribir en tu blog.

Leer másQué escribir en tu blog cuando ya lo han dicho todo

Cómo hablar el lenguaje de tus clientes para que te contraten

Cómo hablar el idioma de tus clientes para que te contraten

¿A veces te cuesta explicar lo que haces a tus clientes potenciales para que te contraten?

Hoy te cuento cómo hablar el lenguaje de tus clientes para que te entiendan, te vean como un experto y te quieran contratar.

A veces tenemos la necesidad de demostrar que sabemos de lo que hablamos utilizando lenguaje que solo nosotros y nuestros colegas de profesión entendemos (y no nuestros clientes). Pero nuestros colegas de profesión no son nuestros clientes, a ellos no tenemos que demostrarles nada.

Nuestros materiales de marketing, lo que escribimos en nuestro blog, lo que explicamos en una conferencia o lo que contamos para vender nuestros servicios no va dirigido a nuestros colegas de profesión, va dirigido a nuestros clientes potenciales. Y son ellos los que nos tienen que entender.

Otras veces no lo hacemos con esa intención de demostrar que sabemos mucho sino que no sabemos explicarlo de otra forma. Llega un momento que esa jerga de nuestra profesión acaba siendo la forma normal de explicar algo y de nombrar ciertas cosas. No se nos ocurren otras maneras.

Dale al play y te cuento cómo explicarte para que tus clientes te entiendan.

 

 

 

Tus clientes potenciales no entienden la jerga de tu profesión

Nuestros clientes potenciales no tienen por qué conocer ese lenguaje. Tienen el mismo nivel de conocimientos de nuestra profesión que podría tener un niño. Y así es como les tenemos que hablar.

Tenemos que explicar lo que nosotros hacemos y cómo podemos ayudar a nuestros clientes como si se lo explicáramos a un niño.

¿Verdad que no utilizarías el mismo lenguaje para hablar con un colega de profesión que para explicarle algo de tu profesión a tu hijo? Pues lo mismo tienes que hacer con tus clientes potenciales, porque ellos no saben nada de tu profesión. Quizás algunos sí que sabrán un poco, pero no tienen por qué saber.

Albert Einstein decía que:

No sabes algo, si no eres capaz de explicárselo a tu abuela

Y se refería a lo mismo.

Si no eres capaz de explicar de forma sencilla eso que haces y cómo puedes ayudar a tus clientes en realidad es como si no lo supieras, porque la persona que tienes enfrente no se está enterando. Y si no se entera, no va confiará en ti y no te contratará.

La mejor forma de explicar algo, no es la que utiliza las palabras técnicas exactas y justo el lenguaje que los expertos sobre ese tema conocen.

 

Habla y escribe en idioma terrícola

Por eso lo que a mí me gusta decirles a mis clientes y a mis alumnos es que tienes que hablar en idioma terrícola, en idioma que las personas de la calle, las personas normales, las personas que no saben nada de tu profesión, entiendan.

Eso no quiere decir que alguien que sepa algo sobre el tema no te vaya a entender. El hecho de que tú hables con un lenguaje más sencillo, más llano, más de la calle, no quiere decir que los que tengan un nivel superior no te vayan a entender. Pero se trata de que esos clientes potenciales que no saben nada te entiendan.

Se trata de que hagas un ejercicio de traducción y que traduzcas ese lenguaje técnico, esa jerga de tu profesión, al lenguaje terrícola que el común de los mortales pueda entender.

 

Tus antiguos clientes tienen la clave y te ayudarán

Para hacer eso te puede ayudar mucho el hablar con tus clientes potenciales o con clientes que ya hayas tenido. Ellos te van a dar justo esas frases y esas expresiones que para ellos son la forma de explicar lo que les pasa y lo que quieren conseguir.

Utiliza esas mismas frases y esas mismas expresiones en tus materiales de marketing, en tus artículos del blog, en tus vídeos de YouTube, en tus conferencias… Utiliza esas frases, esas formas de explicar que utilizan tus clientes porque es la forma de llegar justo a personas que son como ellos.

De hecho, como te decía, yo les digo a mis clientes y a mis alumnos que hablen en lenguaje o en idioma terrícola y a veces con los clientes privados pasamos bastante rato haciendo este ejercicio de traducción de jerga profesional a lenguaje llano, a lenguaje de la calle.

También me doy cuenta que a las personas que yo sigo es porque tienen esa capacidad de hacer fácil lo que en principio puede resultar complicado. Eso puede pasar con economistas o con asesores financieros o alguien que te enseñe sobre inversiones, pero también cuando te hablan de nutrición si no tienes ni idea, o cuando te hablan de temas de internet o de marketing.

Las personas a las que yo sigo explican las cosas de forma muy sencilla, muy llana, para que yo, que igual no tengo idea sobre ese tema, lo pueda entender y lo pueda aplicar.

Yo también en mi comunicación intento explicar las cosas de forma muy sencilla para que todo el mundo las entienda. Y a mis clientes también les insisto y les ayudo para que hagan este ejercicio de traducción. Porque al final si no llegas no te van a contratar.

No se trata de que te vean el más listo y el que más sabe, sino de que te entiendan, de que generes confianza y de que vean que tú les puedes comprender porque hablas su mismo idioma.

Por eso te decía que si hablas con un niño vas a utilizar un lenguaje diferente que el lenguaje que utilizas con un colega de profesión.

Y si hablas con un cliente que no tiene ni idea de eso que tú haces tienes que hacer ese ejercicio de traducción, hablar en su idioma y así conseguirás que te entienda.

Si te ha gustado esta estrategia compártela en redes sociales y déjame un comentario aquí debajo. ¡Gracias!

También te sugiero que te suscribas a mi canal de YouTube para no perderte ningún vídeo.