¿QUIERES AYUDAR A TRANSFORMAR
LA VIDA DE MÁS PERSONAS
Y VIVIR EN EXCLUSIVA DE TU PASIÓN?

Accede gratis al mini-curso en audio “Más y Mejores Clientes”

para Coaches, Psicólogos, Terapeutas y Nutricionistas.

ME APUNTO

¿QUIERES AYUDAR A TRANSFORMAR
LA VIDA DE MÁS PERSONAS
Y VIVIR EN EXCLUSIVA DE TU PASIÓN?

Accede gratis al mini-curso en audio “Más y Mejores Clientes”

para Coaches, Psicólogos, Terapeutas y Nutricionistas.

ME APUNTO

He caminado sobre las brasas

He caminado sobre las brasas

¡Tres veces!

El pasado sábado 12 de noviembre asistí al seminario de firewalking impartido por el coach Ferran Camps (@ferrancamps76) y su equipo.

Quiero contarte cómo fue mi experiencia. Para cada persona que estuvo allí seguramente fue diferente. Según el momento en que estés y cómo tú estés, la vivencia y el aprendizaje van a ser distintos. Aprendes lo que necesitas aprender en ese momento. El aprendizaje llega cuando estás preparado para recibirlo, yo casi diría, cuando estás esperándolo. Como dice el proverbio:

 

El maestro llega cuando el alumno está preparado

 

El firewalk es una técnica muy potente. Las brasas son una metáfora de los obstáculos y limitaciones, externos o internos, reales o mentales. La forma como te enfrentas al reto de las brasas es la forma con la que te enfrentas a los retos de tu vida. Y lo que aprendas realizando esta técnica podrás aplicarlo también luego en otros ámbitos de tu vida. Porque, como dice T. Harv Eker,

 

De la misma forma que haces una cosa, lo haces todo

 

Leer más

¿Eres proactivo o reactivo?

Eres proactivo o reactivo

Dicen que en este mundo hay dos tipos de personas, las que hacen que las cosas pasen y las que esperan que las cosas pasen. Los proactivos son los primeros. Y si quieres emprender y tener tu propio negocio debes serlo.

La proactividad es la combinación de tener iniciativa y responsabilidad personal.

Por un lado, la iniciativa de querer que pasen cosas y hacer que pasen, en lugar de hacer sólo lo que te piden. La responsabilidad personal es el hecho de hacerse responsable de los resultados que se obtienen en la vida.

Para cada uno de nosotros la realidad no es lo que nos pasa sino cómo lo interpretamos. Las personas proactivas interpretan un mismo hecho de manera diferente a las personas reactivas.

 

En un día de lluvia, una persona reactiva dirá que se moja porque llueve y una persona proactiva dirá que se moja porque se ha olvidado el paraguas. Ambas personas tienen razón, ninguna de ellas miente. Simplemente cambia su foco de atención. El foco de la persona reactiva está afuera, mientras que el de la persona proactiva está en su interior.

Leer más