¿QUIERES AYUDAR A TRANSFORMAR
LA VIDA DE MÁS PERSONAS
Y VIVIR EN EXCLUSIVA DE TU PASIÓN?

Accede gratis al mini-curso en audio “Más y Mejores Clientes”

para Coaches, Psicólogos, Terapeutas y Nutricionistas.

ME APUNTO

¿QUIERES AYUDAR A TRANSFORMAR
LA VIDA DE MÁS PERSONAS
Y VIVIR EN EXCLUSIVA DE TU PASIÓN?

Accede gratis al mini-curso en audio “Más y Mejores Clientes”

para Coaches, Psicólogos, Terapeutas y Nutricionistas.

ME APUNTO

¿Deberías hacer terapia o coaching gratis?

Quizás empiezas como psicólogo, terapeuta o coach, o tal vez ya tienes tu consulta presencial pero empiezas online y te interesa ganar experiencia. O tal vez has creado un programa nuevo de terapia o coaching y quieres probarlo con clientes reales para validarlo.

En cualquier caso, te ha surgido la duda de si deberías atender a clientes de forma gratuita para adquirir experiencia.

Quiero aclararte que no estoy hablando de la sesión o entrevista gratuita que recomiendo hacer para adquirir nuevos clientes, de eso ya hemos hablado en otras ocasiones. En este caso te hablo de realizar todo un proceso de terapia o coaching de forma gratuita.

Son muchos los terapeutas y coaches que me hacen esta pregunta continuamente. Y son muchas las razones por las que puedes plantearte realizar un proceso de forma gratuita: inseguridad por falta de experiencia, la ilusión y ganas de empezar a trabajar con pacientes, ganar autoridad y reconocimiento, validar un método o programa nuevos…

Todos estos argumentos son muy lógicos y razonables, pero ¿te has parado a pensar en la percepción de la persona que ve tu oferta? Dale al play y te cuento más.

 

 

Lo que percibe un cliente potencial

Para empezar, el hecho de ofrecer de forma gratuita un programa entero de terapia o coaching puede tener el efecto contrario al que buscas:

La sensación de que hay gato encerrado hará que desconfíe de tu trabajo y deduzca que se trata de un servicio de baja calidad, te considere mal profesional sin llegar a conocerte e incluso que eres un terapeuta o coach novato.

 

Si alguien decide probar tu programa de coaching o terapia gratis

Aún así, puede que encuentres alguien que quiera formar parte de tu programa de terapia o coaching de forma gratuita, pero… ¿realmente te interesa hacerlo así?

En primer lugar, el nivel de implicación de esta persona será mucho menor que el de una persona que sí está pagando por tu terapia o programa de coaching, porque no tiene nada que perder y no lo valora. Por lo tanto, los resultados obtenidos no serán fiables ni te ayudarán a analizar las partes en las que puedes mejorar.

Además, al no notar mucha mejoría, el cliente puede empezar a dudar de tus capacidades como profesional y decidir dejar el proceso a mitad de camino. O seguir, pero de nuevo sin la implicación adecuada para poder trabajar el programa de forma completa y obtener los resultados esperados. Y tú también puedes dudar de tu profesionalidad o de tu metodología.

Incluso puede tener la mentalidad de que te está haciendo un favor para ganar experiencia o testear tu nuevo programa.

Y al terminar, no has ganado la experiencia ni la seguridad y confianza en ti mismo, no te puedes fiar de los resultados, no puedes validar tu método, y no te deja un buen testimonio que te ayude a conseguir clientes. Y por si fuera poco te entran dudas de si podrás vivir de tu profesión.

 

En conclusión

No te recomiendo trabajar gratis. No ayudas a la persona que decidió aceptar tu proceso de coaching o terapia gratuito porque no se lo toma suficientemente en serio.

Y tú no consigues los objetivos que te habías propuesto al trabajar con un caso real, porque no lo es.

Un caso real es una persona que está tan motivada, que quiere tanto ese cambio o esa mejora, que está dispuesta a pagar para que un profesional la ayude. El grado de compromiso es mucho mayor que el de una persona que lo hace por probar o por hacerte un favor.

¿Qué piensas tú al respecto? ¿Has trabajado gratis alguna vez? ¿Cómo fue tu experiencia? Cuéntamelo todo en los comentarios.

Si conoces a alguien a quien le vendría muy bien escuchar esta información, envíale este vídeo. Seguro que te lo agradece.

Y si todavía trabajas con sesiones sueltas y quieres saber cómo crear tus programas de coaching, terapia o nutrición, te invito a descargar mi guía gratuita. Puedes hacerlo desde el botón amarillo de aquí abajo.

Cómo vender sesiones de terapia y coaching online

Cómo vender sesiones de coaching y terapia online

Estos días me están apareciendo bastantes anuncios en Instagram de psicólogos, terapeutas y coaches que ofrecen sesiones online. Los miro y, sinceramente, creo que no les debe de estar funcionando muy bien.

Hoy quiero hablarte de cómo vender sesiones de coaching y terapia online, porque el proceso de adquisición de un nuevo cliente no es el mismo que en offline.

Para empezar vamos a ver cómo se suele trabajar en una consulta presencial y luego veremos las diferencias cuando lo quieres hacer por internet.

Dale al play y te cuento las claves para vender tus sesiones de coaching y terapia online.

 

 

Consulta presencial

Los clientes llegan por referencias o por recomendación de otros clientes. 

Lo de poner carteles y repartir folletos no suele funcionar, aunque todo el mundo lo haga, seguramente porque ven que otros lo hacen.

La primera idea que quiero que te quedes es que el hecho de que mucha gente lo haga no significa que funcione. Seguramente esto es lo que está pasando y va a pasar cada vez más con este tipo de anuncios de profesionales de la ayuda que se publicitan en redes sociales diciendo que ahora hacen consultas online.

La primera sesión se suele cobrar más cara.

Se suele cobrar al terminar cada sesión.

Al terminar se queda para la siguiente sesión.

No hay un límite de tiempo predeterminado para el proceso. Vais viendo según evoluciona el cliente o paciente.

 

Consulta online

Vamos a ver las diferencias en cómo se trabaja online. Porque no es suficiente con publicar en Facebook o Instagram que ahora haces sesiones online para que la gente te contrate. Eso es el equivalente a colgar carteles por tu barrio.

Y solo con las referencias no suele ser suficiente (tampoco offline, todo hay que decirlo).

Necesitas atraer clientes que no te conocen de nada y para ello necesitas generar confianza a través de una pantalla, que es una barrera importante porque la gente suele ser bastante desconfiada por internet. 

En mi blog encontrarás muchos vídeos y artículos sobre marketing para psicólogos, coaches, terapeutas y nutricionistas. Pero ahora no quiero centrarme en cómo atraer clientes (que sería el marketing), vamos a cómo vender.

 

Clave 1: La entrevista gratuita

Si quieres vender tus sesiones online debes hacer una entrevista gratuita para que el posible cliente o paciente te conozca y para poder valorar si le puedes ayudar.

No puedes esperar que alguien te reserve una cita solo porque has publicado que haces sesiones online.

Por tanto, no solo no se cobra más cara esta sesión sino que te recomiendo que sea gratuita. Porque el hecho de tener que pagar para hablar contigo y asegurarse de que quieren trabajar contigo es una barrera muy grande. Eso hace que mucha gente ni siquiera te contacte.

Si saben que es gratuita, no tienen nada que perder.

Ahora, lo que te propongo que hagas NO es una sesión de prueba, no es para que pruebe cómo trabajas y, si le gusta, seguir. 

Es una entrevista donde se trata de que te cuente lo que le pasa, las dificultades que tiene y en qué necesita que le ayudes. Así puedes valorar si le puedes ayudar.

Además así tiene la oportunidad de conocerte y de preguntarte las dudas que tenga antes de decidirse a empezar. Es muy importante que haya feeling y que el cliente confíe en ti y sin esta sesión es bastante difícil que alguien te quiera pagar nada por internet y por adelantado.

 

Clave 2: Cobrar por adelantado

Necesitas cobrar con tarjeta de crédito (por PayPal o Stripe) o por Bizum y por adelantado. No después de la sesión, porque si no, no tienes la seguridad de que te paguen.

Aunque no sea con mala voluntad, si la persona no se aclara para pagar o se le olvida, luego tienes un problema. Así que siempre por adelantado.

Por eso también es muy importante que la persona pueda hablar contigo y confíe en ti antes de pagar por internet.

 

Clave 3: Dejar de vender sesiones sueltas y ofrecer programas

Además te recomiendo no ofrecer sesiones sueltas y que cada día decidáis si sigue o no. Esto tanto online como offline. Pero es especialmente necesario online.

Ofrece un programa cerrado de sesiones (que puede durar varios meses) enfocado a unos objetivos concretos que pactáis antes de que te contrate.

Y también te recomiendo cobrar este programa por adelantado. Si lo cobras sesión a sesión, no hay compromiso real por parte del cliente. Y si no se compromete, no tienes estabilidad económica ni puedes ayudarle de forma profunda y duradera.

Cobrar por adelantado todo el proceso es un beneficio para las dos partes. Es un ganar-ganar.

Entonces aún es más necesaria la entrevista gratuita. Cuanto más grande sea el compromiso, más debe confiar en ti el cliente. Le pides que te pague por adelantado todo el proceso y que se comprometa a trabajar contigo durante varios meses.

Si no sabes cómo crear estos programas de coaching, terapia o nutrición de varios meses, tengo una guía gratuita donde te cuento como hacerlo. Te la puedes descargar haciendo click en el botón amarillo al final de este artículo.

Tras ver el vídeo, ¿qué crees que puedes hacer diferente a la hora de ofrecer tus sesiones online?

Si conoces a alguien a quien le vendría muy bien escuchar esto, hazle un favor y envíale el vídeo. Seguro que te lo agradece.