¿QUIERES AYUDAR A TRANSFORMAR
LA VIDA DE MÁS PERSONAS
Y VIVIR EN EXCLUSIVA DE TU PASIÓN?

Accede gratis al mini-curso en audio “Más y Mejores Clientes”

para Coaches, Psicólogos, Terapeutas y Nutricionistas.

ME APUNTO

¿QUIERES AYUDAR A TRANSFORMAR
LA VIDA DE MÁS PERSONAS
Y VIVIR EN EXCLUSIVA DE TU PASIÓN?

Accede gratis al mini-curso en audio “Más y Mejores Clientes”

para Coaches, Psicólogos, Terapeutas y Nutricionistas.

ME APUNTO

Cómo superar el miedo a la cámara en 3 pasos

Cómo superar el miedo a la cámara

¿Te incomoda grabarte en vídeo? Sabes que te iría muy bien para atraer clientes por internet pero, ¿te pones nervioso delante de la cámara y sigues evitándolo?

La mayoría de mis clientes, psicólogos, terapeutas o coaches, cuando llegamos al punto de publicar vídeos en Youtube y en redes sociales me dicen que saben que necesitan hacerlo, incluso que quieren hacerlo, pero que les cuesta mucho.

Se ponen muy nerviosos, se quedan en blanco, ponen cara de susto, no les gusta cómo se ven o la voz que tienen. Les da vergüenza que sus familiares y conocidos les vean, o tienen miedo de qué pensarán sus colegas de profesión.

Hay personas que se transforman cuando aparece una cámara. Pueden estar tan tranquilas y cuando ven una cámara de repente se quedan serias, no saben cómo ponerse ni qué hacer con las manos.

Así que siguen posponiendo los vídeos.

Tras años de trabajar con mis clientes he descubierto que el bloqueo más grande viene por no gustarse cuando se ven. Se ven raros, no se reconocen.

Uno mismo no está acostumbrado a verse. Pero para las personas que te ven eres una persona normal hablando. Cuando hablas con un cliente en persona o por vídeoconferencia te ve así y no piensa nada malo, simplemente te escucha y habláis, ¿no?

Pero tú sueles verte un momento cuando te miras en el espejo, quieta o quieto, te arreglas el pelo para que te quede ideal y encima pones tu mejor cara. No estás hablando y gesticulando. Cuando te ves en vídeo no reconoces esos gestos o no te gustan. Si estuvieras todo el día con un espejo delante te acostumbrarías a verte.

Además, a la mayoría de la gente tampoco le gusta su voz cuando la escuchan grabada. Tu voz te suena rara porque en tu día a día tú te escuchas desde dentro de tu cabeza. De hecho tú escuchas una mezcla entre el sonido que emites hacia afuera y lo que resuena dentro de tu cráneo.

Por eso el sonido que tú reconoces como tu propia voz es ligeramente diferente a cómo lo escuchan las otras personas. Y cuando escuchas una grabación lo primero que piensas es “Mi voz no suena así, ese cacharro la distorsiona”. Y lo cierto es que a las demás personas les suena como tu voz normal.

Teniendo todo esto en cuenta quiero recomendarte 3 pasos para superar esa aversión a grabarte en vídeo. Dale al play para descubrirlos.

 

 

1. Acostúmbrate a verte grabado

Grábate y mira el vídeo. Acostúmbrate a verte, a tus gestos, a escuchar tu voz y tu entonación. Piensa que la primera vez que te grabes será la peor. Desde ahí solo te queda mejorar.

Grábate solo por practicar, como un juego, pensando que no lo vas a publicar. Eso te quitará mucha presión y además te servirá para conocerte y hacerlo cada vez mejor.

Si hay algún gesto que te disguste, podrás tomar nota y evitarlo en las siguientes grabaciones.

 

2. Habla a alguien concreto

Imagina que detrás de la cámara hay una persona concreta. Habla como si se lo explicaras a un cliente, o a un amigo.

También puedes ponerte una foto de esa persona detrás de la cámara para que te ayude a tener la sensación de estar hablando con ella. O incluso pedirle a algún familiar o amigo que esté presente mientras grabas para hablarle directamente y que el vídeo quede más natural.

 

3. Prepara un guion

Escríbete un guion con todos los puntos que quieres tratar, pero que no sea muy extenso, detallado y rígido.

Cuanto más hayas escrito más te costará grabar el vídeo porque querrás decir las cosas como en el texto y no dejarte nada. Mi recomendación es que anotes las 2 o 3 ideas que quieres explicar y las desarrolles sobre la marcha. Como si fuera una conferencia o una consulta con un cliente.

 

En definitiva, la clave para superar esos nervios es dejar de pensar en tu aspecto y en cómo te sientes, y centrarte en el mensaje que quieres transmitir.

Cuando dejas de poner tu atención en ti y te centras en lo que quieres explicar y en que la persona que tienes enfrente te entienda (aunque solo te la estés imaginando), tu nerviosismo disminuirá.

Cuanto más practiques, mejor lo harás. No es posible hacerlo como un presentador de la tele el primer día que te grabas. Necesitas un aprendizaje. Y eso se logra haciéndolo. Con el tiempo irás mejorando, sintiéndote más cómodo delante de la cámara e incluso llegarás a disfrutar viéndote en la grabación.

Después de conocer estos tres trucos, ¿crees que es momento de empezar a grabarte para promocionar tus terapias? ¿Qué crees que te está frenando a subir contenido en vídeo?

Cuéntamelo todo en los comentarios.

Minimalismo, emprender y éxito en YouTube con Adriana Coines

Entrevista Adriana Coines - Minimalistamente

Hoy te traigo una invitada que nos va a hablar de minimalismo, de emprender y de cómo tener éxito en YouTube.

Adriana Coines es la creadora de SimpleBienestar.com y del canal de YouTube Minimalistamente, que tiene casi 115.000 suscriptores. Es coach minimalista y ayuda a personas bloqueadas a desarrollar su potencial a través del orden y de un estilo de vida más sencillo.

Dale al play para ver la entrevista.

Leer más

Cómo superar el miedo a mostrarte online

Cómo superar el miedo a mostrarte online

¿Te da reparo poner fotos tuyas en internet, escribir un blog y, ya no digamos, publicar vídeos?

En este vídeo te hablo de cómo superar el miedo a mostrarte online.

Si quieres atraer más clientes, promocionarte por internet es la manera.

Pero me encuentro muchos profesionales a quienes les da mucha cosa dar su punto de vista o su opinión en un blog, publicar vídeos en YouTube o incluso poner fotos suyas en su web. Algunos no quieren ni que aparezca su nombre.

Si te pasa esto en mayor o menor medida este vídeo es para ti.

Dale al play y te cuento. 😉

 

 

 

¿A qué tienes miedo?

Entiendo que si sientes este rechazo a aparecer en internet es por miedo a exponerte, a que te vean, a que te conozca mucha gente que tú no conoces o a que te juzguen.

Por un lado piensa que es lo mismo que trabajar de cara al público en una tienda. Mucha gente te conoce y tú no les conoces. No pasa nada.

Quizás tienes miedo a que te reconozcan por la calle y que no puedas ni andar con tranquilidad, sobre todo si haces vídeos.

Ya te digo que eso no va a suceder. La mayoría de gente no te reconocerá. Y los pocos que te reconozcan son tu público y ya te interesa que te reconozcan y te recuerden.

A mí de vez en cuando alguien me para por la calle y me dice que ve mis vídeos y que me sigue y me hace mucha ilusión.

Piensa que lo que publicas por internet va dirigido a tus futuros clientes.

De hecho las personas que no son tu público no verán lo que publiques o no harán mucho caso.

Imagínate que Tony Robbins, que es muy famoso entre las personas que trabajamos en temas de desarrollo personal y emprendeduría, anda por la calle un día en Barcelona. ¿Crees que mucha gente le pararía?

Yo creo que no. La mayoría de gente no sabría ni quién es.

Piensa que por mucho que estés en internet, aunque hagas vídeos, la gente no te va a reconocer por la calle. Puedes estar tranquilo.

Sí que te reconocerán tus seguidores. Pero eso ya te interesa. Precisamente lo haces para los que serán tus futuros clientes. Y esos quieres que te conozcan cuanto más mejor. Quieres que confíen en ti para que te contraten.

Precisamente lo que te interesa es conectar con esa gente.

De hecho lo que te recomiendo es que, cuando escribas o subas una foto o un vídeo a internet o publiques en las redes sociales, pienses en los clientes que ya tienes. Porque es para personas como ellos a quien va dirigido, quieres atraer a personas que son como tus clientes.

O quizás tengas miedo al éxito. Muchas personas no son conscientes que se autosabotean por miedo a triunfar.

 

Una confesión personal

Ahora he de confesarte algo muy personal. A mí también me da cosa grabar estos vídeos que publico en YouTube y en mi blog. No es algo con lo que me sienta muy cómoda. A veces me pongo excusas y lo voy postergando.

Lo que me hace despertar de toda esta tontería mental y ponerme manos a la obra son los mensajes que recibo a diario, por email y en Facebook y en otras redes sociales, de personas que me siguen, que han visto mis vídeos o que se han apuntado a alguno de mis cursos y me dicen lo mucho que les está sirviendo para avanzar en su proyecto, que hacía tiempo que buscaban algo así.

También me dicen que les gusta cómo me comunico, mi forma de explicar las cosas, de transmitir el mensaje y lo cercana que soy.

Estos mensajes me hacen darme cuenta que a pesar de todas mis dudas y mis miedos, a la gente le sirve lo que hago y que les gusta sobre todo cómo lo hago.

Porque lo mismo que explico yo lo explican otras muchas personas. Hay grandes “gurús” que hablan de cómo atraer clientes por internet.

Pero sin embargo hay personas que me prefieren a mí. Sorprendentemente me prefieren a mí.

 

Tus futuros clientes necesitan escucharte

Y de la misma manera hay personas que necesitan escuchar lo que tienes que decir y necesitan oírlo de ti, con tus palabras, con tu enfoque, con tu estilo, por mucho que haya miles de profesionales que expliquen lo mismo.

Habrá personas a quienes tu mensaje hará clic, por ser tú, por cómo lo explicas.

Habrá personas que conectarán contigo por como tú eres, por lo que sea: porque eres mujer, por tu edad, porque tienes hijos, porque les caes bien, por tu forma de comunicar… Y les llegará el mensaje cuando tú se lo expliques.

Habrá personas que te preferirán a ti antes que a cualquier otro.

Lo que te diferencia de los demás eres tú. Nadie más puede ser como tú.

Oscar Wilde dijo:

Sé tú mismo, los demás puestos ya están ocupados.

Y es que no te queda otra que ser tú mismo. ¿Qué vas a hacer? Acéptate y muéstrate.

Y siendo tú mismo, con tu propia personalidad, y sin imitar a nadie, es como conseguirás atraer a la gente.

Las personas están deseando conectar con alguien, sentir que les comprendes, identificarse contigo y con tu mensaje. Eso es lo que hará que te elijan a ti y no a cualquier otro profesional, por muy gurú que sea.

La gente no viene a ti por la información. La información está por todas partes y gratis en internet.

La gente viene a ti por como tú eres. Porque cuando tú se lo explicas, con tus palabras y con tu forma de ser les hace clic.

O sea que hay personas que necesitan que tú se lo expliques.

Así que hazlo por ellos, a pesar del miedo.

Y también por ti porque así será como atraerás clientes.

Tú eres inspiración para alguien, para esas personas que serán tus clientes. Y necesitan escucharlo de ti.

Sé tú mismo, sé tú misma. Muéstrate. Sé auténtico.

Como dice Marie Forleo:

El mundo necesita ese don especial que sólo tienes tú.

Y ahora me gustaría que me contaras en los comentarios de aquí debajo: ¿Qué es lo que más te cuesta de mostrarte por internet? ¿Cómo lo haces para superar esos miedos?

Cómo grabar vídeos con el teléfono móvil

Como grabar videos con el telefono movil

¿No has empezado a grabar vídeos para tu blog, YouTube y redes sociales porque te parece demasiado complicado?

Hoy te cuento cómo grabar vídeos de forma improvisada y en exteriores con tu teléfono móvil. Ésta es la forma más sencilla y rápida de empezar.

Para grabar vídeos no necesitas comprar nada, seguramente ya tienes todo lo que te hace falta.

Aunque yo suelo grabar los vídeos en mi casa y tengo cámara, trípode, focos y micrófono, hoy lo estoy haciendo con lo más básico. Y tú también puedes.

Dale al play y te lo cuento.

** Tomas falsas al final porque sé que os gustan. 😉

Leer más

Cómo recuerdo lo que explico en mis vídeos (sin leer y sin teleprompter)

Cómo raecuerdo lo que explico en mis vídeos

¿Te gustaría grabar vídeos para tu blog o para YouTube y no sabes cómo memorizar lo que quieres decir?

He decidido grabar este vídeo porque muchas personas me preguntan cómo lo hago para recordar lo que explico en mis vídeos.

Me preguntan si estoy leyendo.

Pues no. No estoy leyendo. No tengo un teleprompter.

No te recomiendo que leas aunque tengas un teleprompter si no es que tienes mucha práctica, porque se te va a notar que estás leyendo. Se te va a ver como un robot.

Dale al play y te cuento cómo lo hago yo.

*No te pierdas las tomas falsas al final del vídeo. Para que veas que sí que me equivoco.  😉

Leer más