Cómo conectar con tu público objetivo (el gorro rojo)

Cómo conectar con tu público objetivo (el gorro rojo)

Imagina que un día sales a la calle con un gorro rojo. Aunque no lo creas, a la mayoría de personas le pasarás desapercibido. Ni te prestarán atención. Pero las personas que también lleven un gorro rojo o estén pensando en comprarse uno, te verán enseguida, incluso puede que te sonrían. Te reconocerán. Les parecerá increíble que los demás no te vean.

La mujeres cuando nos enteramos de que estamos embarazadas (y nuestras parejas también) sólo vemos a mujeres embarazadas. Parece que haya muchas más que la semana anterior.

O cuando quieres comprarte un modelo de coche concreto, ¿verdad que no paras de verlo por todas partes, aunque antes ni siquiera conocieras ese coche?

Aquello en lo que centras tu atención se expande. Para ti, en tu realidad, eso se hace más visible, como si llevaras un radar para detectar fuera de ti lo que está dentro de ti.

¿Y qué tendrá que ver esto con conectar con tu público objetivo? Pues todo.

Leer más

Cómo subir tus tarifas y seguir teniendo clientes

Cómo subir tus tarifas y seguir teniendo clientes

La mayoría de los clientes que tengo, antes de pasar por mis programas, están cobrando demasiado poco por sus servicios.

Cuando se ponen a describir todo lo que hacen por sus clientes se sienten poco valorados y creen que deberían cobrar más.

Pero en cuanto piensan en subir sus tarifas el miedo les paraliza: ¿Cómo van a subir sus precios si ahora ya les cuesta conseguir clientes? ¿Y cómo van a cobrar más que la competencia? Entonces sí que se quedarán sin clientes. Si te pasa esto mismo, estás cayendo en una trampa de tu propia mente sin darte cuenta.

 Y es que es cierto que si subes tus tarifas, los clientes que tienes ahora dejarán de venir. ¿Y qué? Si precisamente no te sientes suficientemente valorado por ellos, ¿para qué quieres que vengan?

Si te has apuntado a mi curso gratuito “Como conseguir Mas y Mejores Clientes que te contraten” ya habrás escuchado la frase de la serie Mad Men que aquí viene al huevo:

Leer más

Cómo dar pocas opciones a tus clientes hace que vendas más

Cómo dar opciones a tus clientes hace que vendas más

Si eres un profesional independiente es habitual que dejes elegir al cliente qué servicios exactamente quiere contratar y el tiempo que quiere trabajar contigo.

El problema con dejarlo tan abierto es que muchas veces la persona no se decide porque no sabe exactamente qué servicios necesita ni por cuanto tiempo y, por tanto, tampoco sabe cuánto le va a costar al final contratarte. Por eso no acaba de decidirse y le pierdes.

Te pongo un ejemplo. El otro día fui con mi familia a un restaurante y pedimos un plato de pasta para mi hijo. Le preguntamos al camarero qué tipos de pasta tenían y nos responde:

-La que queráis.

-¿Tenéis macarrones, espaguetis, tallarines?- le pregunté.

-Sí, eso también.

-Bueno, macarrones -le digo yo-. ¿Y qué salsas tenéis?

-De todo, la que queráis- vuelta a empezar…

-Por ejemplo, ¿cuáles?

-Todas.

-¿Tenéis boloñesa, carbonara o pesto?

-Sí, y muchas otras- ¡Ufff! ¡Qué desesperación!

Leer más

Cómo saber si esa persona será un buen cliente

Cómo saber si esa persona será un buen cliente

¿Alguna vez te has arrepentido de haber aceptado a un cliente? Cuando te das cuenta de que la cosa no va bien ya habéis empezado a trabajar y no sabes si interrumpir vuestra relación o continuar a trancas y barrancas. Podrías haber evitado llegar a este punto si eligieras a tus clientes antes de aceptarles.

Hoy quiero hablarte de una simple estrategia para seleccionar a tus clientes. La sola idea de elegir tú a tus clientes ya es para muchos revolucionaria. Muchos profesionales tienen la idea de que, con lo que les cuesta conseguir clientes, deben aceptar a todo el mundo que quiera trabajar con ellos. Pues yo no lo creo. Que ellos estén interesados no es razón suficiente para que te contraten. Hay clientes que no te interesan y si te paras un momento a pensarlo verás por qué.

Leer más

Lo que mi carnicero sabe de fidelización de clientes

Lo que mi carnicero sabe de fidelización de clientes

¿Tu carnicero sabe cómo te llamas? El mío sí. Cuando voy con mi hijo, Xevi, mi carnicero, suele darle unos trocitos de fuet. A veces me regala croquetas, lasaña o alguna otra cosa para que la pruebe. Me prepara la carne rebozada al momento del trozo que yo le pida y, cuando tiene algo especial, me avisa para que lo pruebe.

A veces hago el pedido por email o por teléfono y paso a recogerlo sin tener que hacer cola o Xevi me lo trae a casa él mismo, y eso que vivo fuera de la ciudad.

Además de todo esto, la carne es buena y Marta, la mujer de Xevi, hace unas croquetas y unos canelones deliciosos. Es decir, que la calidad es buena, pero la atención al cliente lo es más.

Podría parecer que esto sólo se puede hacer en una carnicería de pueblo y si tienes relativamente pocos clientes, pero la tienda está en una ciudad. Empecé a ir a esta carnicería porque una vecina me la recomendó cuando vivía en Girona y, ahora que vivimos fuera, sigo yendo. Me tiene bien fidelizada.

Leer más